Pedes in terra ad sidera visus

                                 Organización para iniciar un Negocio

En esta sección abordaremos cuatro decisiones que todo empresario debe tomar:

 

I.-   EN CASO DE CONTAR CON UN SOCIO

 

Es aconsejable tomar la decisión de tener un socio o no comparando los elementos "a favor" y "en contra". Las razones más frecuentes para asociarse con otra persona para iniciar la empresa son:

La unión hace la fuerza. En otras palabras, dos cabezas piensan más que una al momento de analizar y tomar decisiones.

No estará obligado a estar siempre presente en la empresa. Habrá otra persona con quien compartir el trabajo, lo que le permitirá tomarse vacaciones y quedarse en casa en caso de estar enfermo.

Contará con un colaborador muy motivado y no sólo alguien que trabaja por el dinero que se le paga.

Los socios también pueden ser una ventaja si se produce una complementación de habilidades.

Es posible que deba contar con un socio que aporte capital y comparta el riesgo cuando las utilidades no sean las esperadas.

Algunos de los argumentos en contra de tener un socio son:

Deberá compartir los beneficios si la empresa logra tener éxito.

Perderá el control total de la empresa, en especial si usted y su socio tienen problemas para tomar decisiones.

Deberá compartir el reconocimiento si la empresa prospera.

Un socio carente de buen juicio puede llevarlo al desastre.

Corre el riesgo de enfrentar desavenencias y tal vez sea necesario que un socio compre la participación del otro si estas diferencias son irreconciliables.

 

II.-   QUÉ TIPO DE ORGANIZACION COMERCIAL LE CONVIENE MAS?

 

Ya sea si trabaja solo o con otra persona, es aconsejable que se haga asesorar por un abogado a fin de determinar cuál es

la organización comercial que más le conviene. Las alternativas son las siguientes:

Una empresa individual tiene un solo dueño. Este tendrá responsabilidad ilimitada respecto de las obligaciones de la empresa y los ingresos o pérdidas que registre se informarán en su declaración personal del impuesto a la renta, al igual que toda otra entrada o gasto que declare habitualmente. Aunque esta forma de organización evita incurrir en los gastos de constitución de una sociedad anónima o de personas, muchos empresarios comienzan a operar de esta manera porque desconocen las demás.

En una sociedad de personas, cada uno de los socios tendrá responsabilidad ilimitada respecto de las deudas de la empresa. Tanto los ingresos como los gastos se declaran individualmente para fines tributarios, aun cuando, posteriormente, cada socio debe declarar su parte proporcional de las utilidades o pérdidas que ha registrado la empresa como otra entrada en su declaración personal del impuesto a la renta.

En una sociedad en comandita, cada uno de los socios tiene responsabilidad ilimitada por las deudas de la sociedad, pero la exposición del socio comanditario a estas deudas se limita a su contribución. Con algunas excepciones menores, la declaración para fines tributarios es la misma que debe realizar una sociedad de personas.

Una sociedad anónima otorga responsabilidad limitada a los inversionistas. Con la salvedad que se indica más adelante, ninguno de los accionistas de una sociedad anónima tiene obligaciones respecto de las deudas, razón por la cual los acreedores sólo pueden reclamar los activos de la sociedad anónima como pago. Las sociedades anónimas realizan su propia declaración de impuestos y pagan sus propios impuestos a la renta. Si la sociedad distribuye algunas de sus utilidades en forma de dividendos, no deduce el dividendo al calcular sus impuestos; no obstante, los accionistas que han percibido estos beneficios deben pagar impuestos sobre los mismos, aún cuando la sociedad anónima haya pagado impuestos sobre las utilidades.

Una sociedad anónima que ha optado por operar como una sociedad por acciones para efectos del impuesto federal a la renta, recibe el tratamiento de una sociedad de personas para fines tributarios y de una sociedad anónima en cualquier otro caso.

Una sociedad de responsabilidad limitada otorga, como bien lo dice su nombre, responsabilidad limitada a todos sus socios, pero puede recibir el tratamiento de una sociedad de personas para fines del impuesto a la renta. Este tipo de empresa puede ser administrada por la totalidad de sus socios o bien tener una administración centralizada a cargo de uno o más de sus socios.

III.-    LEGISLACIÓN APLICABLE

Declaraciones del impuesto a la renta.

Declaraciones del impuesto sobre la franquicia.

Declaraciones del impuesto sobre el empleo.

Plazos de pago del aporte retenido y del aporte patronal del impuesto sobre el empleo.

Declaraciones y pago del impuesto de desempleo.

Declaraciones y pago del impuesto sobre las ventas.

Asimismo, su abogado puede asesorarlo en cuanto a los requisitos para licencias comerciales, incluidas las licencias especiales aplicables a empresas particulares, códigos de construcción, permisos de remodelación y leyes de planificación urbana, requisitos de las autoridades de salud y la legislación ambiental.

IV.-    ¿CÓMO LO PUEDEN ASISTIR LOS PROFESIONALES QUE TRABAJAN PARA USTED?

 

Su abogado

Además de los aspectos antes mencionados, su abogado podrá preparar un borrador de contrato de sociedad de personas o constituir la sociedad anónima, incluida la emisión de acciones y la presentación de los documentos correspondientes ante el Secretario de Estado y las autoridades pertinentes de sociedades anónimas. Su abogado deberá asesorarlo respecto de la estructura de propiedad más aconsejable, las negociaciones vinculadas a la compra de una empresa existente y la revisión de documentos en caso de que usted adquiera una franquicia. Asimismo, lo asesorará en materia de contratos de compraventa y la preparación de los documentos pertinentes.

Si su empresa requiere arrendar una oficina, tienda o fábrica, su abogado deberá revisar y aprobar los documentos de dicho arrendamiento. Su nueva empresa puede requerir asesoría legal especializada para el registro y protección de sus derechos de propiedad intelectual. La propiedad intelectual incluye sus derechos de propiedad respecto de su razón social, marcas registradas, derechos de autor y patentes. La legislación de propiedad intelectual es un área específica y es probable que requiera de un abogado experto en la materia.

Su contador

Su contador puede ser un asesor importante para las primeras decisiones, en materias como:

Decidir cuál sería la división adecuada del capital que Usted aporta a una sociedad anónima, entre acciones y préstamos.

Determinar la mejor estructura de propiedad.

Asistirlo en la preparación de los libros y registros de la empresa.

Asesorarlo frente a sus necesidades computacionales para fines contables.

Su proveedor de servicios de planilla

 

Los proveedores de servicios de planilla pueden asumir las responsabilidades de un departamento de Recursos Humanos (RR.HH.). Su labor puede consistir en:

 

Llevar la planilla, incluidos los depósitos tributarios, declaraciones y devoluciones del impuesto sobre salarios.

Desarrollar un manual de personal.

Colaborar en la contratación, entrevista, capacitación y supervisión de los empleados.

Administrar los beneficios.

Administrar los seguros de desempleo.

Su administrador del plan de pensiones

 

En su calidad de empresario, puede participar de los beneficios de planes de pensiones con diferimiento de impuestos para usted y sus empleados. Una buena planificación relativa a pensiones le ayudará a atraer y retener a los buenos empleados. En la actualidad, algunos proveedores de servicios de planilla son responsables de la administración de los planes de pensiones.

 

Los profesionales que trabajan para usted también pueden prestar asistencia en el desarrollo de su plan de negocios, aconsejándolo respecto a:

 

La organización adecuada.

La asignación de responsabilidades a cada socio, como el nivel de control que tendrá cada parte.

Las áreas que serán la responsabilidad primaria de cada uno y el grado de propiedad de cada socio.

 

© 2011 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode